Bodas

Me dijeron que para que se enamorase de mi debía hacerla reír. Pero cada vez que sonríe soy yo el que se enamora.

Marcos & Patricia